martes, 25 de noviembre de 2014

Galería de portadas de la saga de la bomba loca

 Una gran saga del Rey de los cómics no podía no tener unas portadas espectaculares y regias como éstas.Especial mención merece la primera, entintada también por otro maestro y además mito del personaje, el gran John Romita, portada icónica donde las haya.






lunes, 24 de noviembre de 2014

Marvel Gold: Capitán América: la saga de la bomba loca, de Jack Kirby

Si existe un autor dentro del mundo del cómic americano que no necesite ninguna presentación, ése es Jack Kirby. Sobra, por tanto, decir a estas alturas que fue junto con Stan Lee el artífice de la creación del Universo Marvel, también sobra, por tanto, hablar de los personajes que creó por ser algo ya archisabido. Céntremonos pues en su regreso a Marvel a mediados de los 70,tras su experiencia como autor completo en DC donde exhibió una vez más su descomunal talento creativo en trabajos de la importancia de Omac, El Cuarto Mundo, Demon o Kamandi. Una vez de vuelta en Marvel Kirby continuó trabajando en solitario en obras como Los Eternos, Pantera Negra o este retorno a Capitán América  con libertad creativa absoluta.

Si analizamos la etapa de Kirby en el contexto en el que se produjo, y teniendo en cuenta que venía precedida de la que está considerada como la mejor etapa de la historia del personaje, la escrita por Steve Englehart y dibujada por Sal Buscema con sagas destacadas como la del Capitán América de los 50 o El imperio secreto, se puede entender que causara una cierta conmoción en la época, cuando no desconcierto. Si Englehart, Buscema y también Frank Robbins, se caracterizaron por introducir conflictos sociales del momento, y también crítica política; Jack Kirby obvió, al igual que había hecho en Pantera Negra, todo este tipo de crítica social para centrarse en lo que mejor sabía hacer: parir aventuras más grandes que la vida y sobre todo dar a luz conceptos imaginativos en torrente desbordante y sin freno alguno.
El presente tomo de Marvel Gold recopila los primeros episodios de la etapa de Jack Kirby, en concreto los números 193 a 200 que engloban la mítica saga de la bomba loca.En ellos el Rey mete al Capitán América y el Halcón en una epopeya que no da respiro al lector, y en la que deben impedir que una bomba sónica conocida como la Grandullona y que es capaz de enloquecer a la totalidad de los Estados Unidos sea detonada el día del bicentenario del país por una sociedad secreta que pretende reestablecer algo parecido al feudalismo medieval en la América actual.

El Rey maneja conceptos de ciencia ficción como sendos homenajes a 1984 y a Rollerball y los hace con la maestría que ya demostró en Omac o en El Cuarto Mundo confrontando con la grandilocuencia y la espectacularidad de la que únicamente él es capaz los míticos conceptos del bien y del mal representados por el Capitán América y el Halcón, y por esta sociedad fascista que resulta un híbrido entre la Apokolips del Cuarto Mundo, la Alemania nazi y el Hombre Topo. 

A nivel gráfico cuando en alguna página puede parecer que al Rey le traicionan sus conocimientos anatómicos te sorprende con una splash que corta el aliento y con el dinamismo que sólo él era capaz de conferir a sus dibujos, con esos puños que parecen que se vayan a salir de la página para golpear salvajemente al lector. 


En definitiva, se trata de un tebeo divertido, chispeante, que no da ningún tipo de tregua al lector y que muestra todas las virtudes que han hecho de Jack Kirby el Rey de los cómics.No tiene nada que ver con la citada etapa de Steve Englehart y Sal Buscema, ni tampoco con lo que anteriormente hicieron Stan Lee, Gene Colan y John Romita, pero, ¿qué más da?. Afortunadamente Panini va a continuar esta etapa en enero con un nuevo tomo Marvel Gold, con lo que aquéllos que deseen ver el lado épico y aventurero del Capitán América y del Halcón estarán de enhorabuena.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Mis 101 temas favoritos: Look at life(The Hollies) 101

En este nuevo retorno a la actividad bloguera he decidido tomarme la pequeña libertad de emular el ejercicio que Mo Sweat está realizando en su maravilloso blog de baloncesto, Fo Fo Fo, en el que aparte de realizar unos magníficos posts dedicados al mundo del baloncesto, está haciendo desde hace un tiempo el ejercicio de seleccionar 101 temas musicales de gran calidad.

He decidido empezar con esta tierna balada de uno de los grandes grupos británicos de los 60 y 70, The Hollies, y por cierto, tan injustamente olvidado como los clásicos DC anteriores a los 80 por parte de la editorial ECC, la cual salvo excepciones puntuales no suele arriesgarse con ese material.

La canción se llama Look at life y pertenece a uno de los mejores álbumes de los Hollies, en su etapa posterior a la marcha de Graham Nash, Hollies sing Hollies.
 

  Look at life, take a look around you

Look at life, doesn't it astound you? 

 See the colors of the sky

Watch the colors of a rainbow

We're so lucky, you and I 

Look at life

 It's there for us

So why don't we use it

 Four seasons of the year

All you do is choose it

 Warm summers bring the sun

 And with the falling leaves the autumn

All the new things come with spring

 Look at life
 
Warm summers bring the sun

And with the falling leaves

 We get the autumn

The autumn

 You see a young boy pick a flower

Why does he do it? 

He picks it for the one he loves

 That's why he does it 

 He sees the colors of the sky

Watches the colors of a rainbow

 We're so lucky, you and I 

Look at life

 Look at life, look at life,

 look at life Look at life,

look at life 

(TERRY SYLVESTER/ALLAN CLARKE)

THE HOLLIES.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Homenaje en imágenes a los San Antonio Spurs


Durante el pasado mes de junio el baloncesto hizo justicia con una de las dinastías ganadoras más auténticas de la mejor liga del mundo; y digo auténtica fundamentalmente por su forma de concebir este juego y de construir los equipos que integran sus plantillas. Los Spurs más que un equipo de la NBA parecen un programa universitario a raíz de la llegada del técnico Gregg Popovich, cuyo sentido colectivo del juego ha creado uno de los proyectos ganadores más longevos que un servidor recuerda. 

Gregg Popovich nos ha demostrado que es posible ganar sin ser una franquicia ubicada en un gran mercado como pueden ser Nueva York, Los Angeles o Chicago; también nos ha enseñado una filosofía basada en el juego colectivo forjado en torno a la estrella menos diva y con más talento del planeta NBA, Tim Duncan, y una pléyade de buenos jugadores al servicio del colectivo entre los que han destacado a lo largo de estos últimos 15 años David Robinson, Tony Parker, Manu Ginobili, Terry Porter, Avery Johnson, Bruce Bowen o Kawhi Leonard.

Este es un homenaje a una franquicia histórica que en los últimos años ha conocido el éxito ganador, pero que a lo largo de su historia nos ha regalado grandísimos jugones. Ahí va una pequeña muestra.


James Silas


Swen Nater

Mark Olberding

Larry Kenon

Johnny Moore


George Gervin


Artis Gilmore


Mike Mitchell


Gene Banks


Alvin Robertson


David Robinson


Rod Strickland


Terry Cummings


Sean Elliott


Willie Anderson


Dale Ellis


Chuck Person


Dennis Rodman


Dominique Wilkins


Avery Johnson


Terry Porter


Gregg Popovich



Tim Duncan


Jerome Kersey


Malik Rose


Tony Parker


Manu Ginobili


Stephen Jackson


Steve Smith


Glenn Robinson


Bruce Bowen


Hedo Turkoglu


Michael Finley


Robert Horry


Fabricio Oberto


Brent Barry


Richard Jefferson


Tracy McGrady


Gary Neal


Kawhi Leonard


Boris Diaw


Tiago Splitter


Danny Green


Marco Belinelli